banner2
bandera

ball02 Expo Control de Plagas

bullet3 Plagas de Interés Sanitario

ball02 Bolsa de Trabajo 

ball02 Normatividad

ball02 Boletines Informativos

ball02 Secretaría de Salud México

1anidot3a0 Laboratorios

1anidot3a0 Distribuidores

ball02 Estatutos   new

1anidot3a0 Afiliate

1anidot4a0 Cuotas

ball02 Becas

ball02 Cursos

1anidot3a0 Mesa Directiva

1anidot3a0Consejeros Nacionales

1anidot6a0 Sitios de Interés

1anidot3a0 Libro de Visitas

 

Directorio

Donato Guerra No. 1-106 Col. Juárez México, D.F.

 Tels.     55 92 00 92

           55 66 44 79

01 800 713 9000

 

Envianos tu comentario

ASOCIACION NACIONAL DE CONTROLADORES DE PLAGAS URBANAS, A.C.

Preparados Cumplimos Mejor

Socios de la ANCPU

Contráte Servicios Profesionales

Plagas de Interés Sanitario

¿Tiene problemas con Plagas?

Capacitación en Línea

Capacitación en Línea

Revista el Controlador

Revista el controlador

El resultado de no Usar Equipo de Protección Durante el Manejo de Insecticidas Organofosforados:

Por: Ing. Claudia Souberville Velasco

Ingeniero de Servicio Técnico de la División OH&ESD de 3M México.

Los insecticidas organo-fosforados se han convertido en los insecticidas más ampliamente usados a partir de que en algunos países se retiró del mercado el uso de algunos insecticidas organo-clorados. Los organofosforados se usan en la agricultura, en la casa y jardines. Todos aparentemente comparten un mismo mecanismo de inhibición de la colinesterasa y pueden causar síntomas similares. Debido a que comparten este mismo mecanismo, la exposición al mismo tipo de organofosforados o a diversos tipos de organofosforados por diversas rutas puede guiar a una toxicidad aditiva seria. Hay dos tipos principales de insecticidas con este tipo de acción de inhibición de la enzima acetilcolinesterasa (ACE): los compuestos organofosforados y los monometilcarbamatos.

Los organofosforados envenenan insectos y mamíferos por fosforilación de la enzima acetilcolinesterasa (ACE) en las terminaciones nerviosas; es decir por la unión o enlace químico de la molécula del organofosforado con la ACE. El resultado es la pérdida de la acetilcolinesterasa por lo cual el órgano efector es sobreestimulado por la acetilcolinesterasa por lo cual el órgano efector es sobreestimulado por la acetilcolinesterasas excesiva (ACE; la substancia que transmite el impulso) en las terminaciones nerviosas. La enzima es imprescindible para el control normal de la transmisión de los impulsos nerviosos que van desde las fibras nerviosas hasta las células musculares y glandulares y, también hacia otras células nerviosas en los ganglios autónomos, como también al sistema nervioso central. (SNC).

Otro efecto como resultado de la pérdida de la función enzimática es una alta concentración de acetilcolina en uniones nerviosas con el músculo y secreción glandular. En las uniones músculoesquelé-ticas el exceso de acetilcolina puede ser de excitación causando espasmos musculares o también puede debilitar o paralizar la célula. En el sistema nervioso central causa alteraciones sensoriales, de comportamiento, falta de coordinación, depresión de la función motora y depresión respiratoria. Un aumento en las secreciones pulmonares y la depresión respiratoria son las causas más usuales de muerte en el envenenamiento por organofosforados.

Los organofosforados se absorben con facilidad por inhalación, ingestión y penetración dérmica.

Ocasionalmente ciertos organofosforados han causado el síndrome llamado de neuropatía retardada, que se manifiesta principalmente por debilidad o parálisis y parestesia de las extremidades, afectando predominantemente las piernas y pudiendo persistir durante meses y hasta años. Solamente unos cuantos de los muchos organofosforados usados como pesticidas han sido implicados como causas para la neuropatía retardada en los humanos.

En adición a los episodios de envenenamiento agudo y neuropatía retardada inducida por organofosforados, se ha descrito un síndrome intermedio que ocurre generalmente entre 24 y 96 horas después de la exposición y está caracterizado por la paresis respiratoria aguda y la debilidad muscular, principalmente facial, del cuello, de los músculos proximales de las extremidades. En adición a menudo se ve acompañada por parálisis de los nervios craniales y depresión de los reflejos del tendón.

Señales y Síntomas de Envenenamiento:

Los síntomas del envenenamiento agudo por organofosforados aparecen durante la exposición a ellos, en pocos minutos u horas, dependiendo del método de contacto. La exposición por inhalación resulta en la aparición más rápida de síntomas tóxicos, seguida por la ruta gastrointestinal y finalmente por la ruta dérmica. De aquí se deriva el hecho indispensable el uso de equipo de protección personal para evitar todo contacto con los productos organofosforados.

Los síntomas críticos en el tratamiento son los síntomas respiratorios. Las manifestaciones principales son fasciculaciones musculares, debilidad; y el paro respiratorio puede ocurrir repentinamente. De igual manera los broncoespasmos pueden a menudo impedir esfuerzos para la oxigenación adecuada del paciente.

Los broncoespasmos pueden ocurrir, produciendo opresión en el pecho, sibilancias, tos y edema pulmonar. La incosciencia, incontinencia, convulsiones y depresión respiratoria son características de un envenenamiento grave que pone en peligro la vida. La causa principal de muerte es un fallo respiratorio, y a menudo también existe un segundo componente cardiovascular.

Algunos de los síntomas iniciales más comunmente informados por intoxicación con organofosforados incluyen: dolor de cabeza, náusea, mareos e hipersecreción, la cual se manifiesta a través de la transpiración, salivación, lagrimeo y rinorrea. Espasmos musculares, debilidad, temblor, falta de coordinación, vómito, calambres abdominales y diarrea son síntomas que señalan el empeoramiento del estado de envenenamiento. También se ha informado de visión borrosa y/o pérdida de visión, ansiedad y desasosiego, depresión pérdida de memoria y confusión.

Protección:

El grado de protección depende de la intensidad, nivel de concentración y duración de la posible exposición. La protección para los que aplican ciertos grupos de insecticida todo el año debe ser mucho más estricta que para aquéllos que los utilizan en forma intermitente. Esto se debe a que los efectos del plaguicida se pueden acumular en el organismo. Es importante enfatizar que trabajar con insecticidas durante muchos años "no produce inmunidad".

De igual manera la protección para los que aplican insecticidas clasificados como Clase 1A (Extremadamente peligrosos) con un valor de DL50 (oral en rata) menor o igual a 5 mg/Kg por peso corpóreo y los clase IB (Altamente peligrosos) con un valor de DL50 (oral en rata) de 5 a 50 mg/Kg por peso corpóreo debe ser mucho más estricta que para los clasificados como moderadamente o levemente peligrosos.

Dentro de los organofosforados clasificados como extremadamente y altamente peligrosos se encuentran los indicados en la Tabla 1, aunque éste no pretende ser un listado exhaustivo ni limitativo de otro organofosforados.

De este listado el Cianofos, el Dialiflor, y el Schradan se encuentran entre la lista de Plaguicidas Prohibidos en México, conforme el Diario Oficial de la Federación del 3 de Enero de 1991.

Por su parte el Mevinfós se encuentra listado entre los Plaguicidas de uso restringido de forma que solamente puede ser adquirido y usado bajo la recomendación escrita y supervisión física de un oficial técnico autorizado por el Gobierno Federal.

En el caso de los organo-fosforados Extremadamente y Altamente Peligrosos para los que aplican cierto tipo de insecticidas todo el año el equipo de protección respiratoria mínimo sugerido es un PAPR cuyas siglas significan Respirador Purificador de Aire de Tipo Forzado con un cartucho o canister combinado (con filtro de alta eficiencia para partículas y carbón activado para vapores orgánicos), y la pieza facial recomendada es una capucha de Tyvek que protege toda la cabeza hasta abajo del cuello.

Es importante mencionar que existen algunos fumigantes que por su toxicidad el equipo mínimo sugerido es una línea de aire como lo es la Fosfina que es extremadamente irritante para el tracto respiratorio y cuyos mecanismos de toxicidad no han sido bien determinados, y donde las primeras manifestaciones de envenenamiento son: fatiga, náusea, dolor de cabeza, mareo, sed, tos, dificultad para respirar, taquicardia, opresión en el pecho.

En el caso de la protección para las personas que aplican los organofosforados clasificados como moderadamente o levemente peligrosos el equipo mínimo sugerido es una cara completa con cartucho combinado para vapores orgánicos y filtro de alta eficiencia.

Es muy importante que adicionalmente con organofosforados se utilicen guantes de caucho, botas, delantal impermeable; además de la ropa protectora en general debido a que la gran mayoría pueden ser absorbidos por contacto con la piel.

Conclusión:

El manejo inadecuado de los insecticidas aumenta el riesgo potencial al utilizarlos. Todo el personal que interviene debe conocer las reglas de manejo seguro, comprenderlas y seguirlas y sobre todo el riesgo que corre y los efectos a su salud al no protegerse adecuadamente con los materiales que esté manejando.

El manejo de concentrados organofosforados requiere el máximo cuidado y, en el caso de insecticidas organofosforados de toxicidad extrema y alta requieren el uso de equipo protector especial sobre todo en operaciones como:

Apertura de envases conteniendo organofosforados

Pesado y Mezclado de envases conteniendo organofosforados

Aplicación, espreado y rociado de organofosforados.

Bibliografía consultada:

* Toxicologiacal Infor-mation. Cyanamid Organo-phospate Pesticides

* Prevención, diagnóstico y tratamiento de intoxica-ciones por insecticidas. Centro Panamericano de Ecología Humana y Salud OPS / OMS Metepec, Edo. de México 1986

*Clasificación de Plaguicidas conforme a su peligrosidad. Recomendada por la Organización Mundial de la Salud Centro Panamericano de Ecología Humana y Salud OPS /OMS Metepec, Edo. de México 1986

* Recognition and management of pesticides Poisoning. USEPA July 1999.

[Principal]

[Tratamiento Focalizado]

[Los Mucielagos]

[La Rabia]

[Reptiles Venenosos]

[Internet]

[Organofosforados]

[Próximos Eventos]

[Relaciones Internacionales]

[El lado divertido]