banner2
bandera

ball02 Expo Control de Plagas

bullet3 Plagas de Interés Sanitario

ball02 Bolsa de Trabajo 

ball02 Normatividad

ball02 Boletines Informativos

ball02 Secretaría de Salud México

1anidot3a0 Laboratorios

1anidot3a0 Distribuidores

ball02 Estatutos   new

1anidot3a0 Afiliate

1anidot4a0 Cuotas

ball02 Becas

ball02 Cursos

1anidot3a0 Mesa Directiva

1anidot3a0Consejeros Nacionales

1anidot6a0 Sitios de Interés

1anidot3a0 Libro de Visitas

 

Directorio

Donato Guerra No. 1-106 Col. Juárez México, D.F.

 Tels.     55 92 00 92

           55 66 44 79

01 800 713 9000

 

Envianos tu comentario

ASOCIACION NACIONAL DE CONTROLADORES DE PLAGAS URBANAS, A.C.

Preparados Cumplimos Mejor

Socios de la ANCPU

Contráte Servicios Profesionales

Plagas de Interés Sanitario

¿Tiene problemas con Plagas?

Capacitación en Línea

Capacitación en Línea

Revista el Controlador

Revista el controlador

4. Control de roedores (un resumen)

Indice - Precedente - Siguiente

Existe la necesidad de continuar investigando y desarrollando técnicas sensitivas y seguras para medir y calcular pérdidas y de encontrar métodos más prácticos, efectivos y económicos, pero hablando en general, la tecnología para un efectivo control de roedores está disponible. La conservación de productos almacenados puede ser alcanzada a través de una aplicación de modo sistémico, bien planeada y dedicada.

El tema de control de roedores se discute mucho entre agricultores, agrónomos y gente en general. Cada grupo tiene su teoría favorita sobre cómo realizar el control de estas plagas. Pero la realidad es que una sola técnica de control no es adecuada en la mayoría de los casos y generalmente se requiere una combinación de técnicas. Consideraciones importantes que deben tenerse presente son:

    (1) En el control de roedores en el almacenaje, el objeto es reducir el daño. Por lo tanto, el número de roedores muertos no es el factor más importante; los roedores vivos que aún quedan en las bodegas son los que van a continuar haciendo daño.
    (2) El exterminio de las ratas es prácticamente imposible; sin embargo, con la aplicación de medidas adecuadas se puede lograr un eficiente control capaz de mantener la población a niveles suficientemente bajos para que no causen daños económicos.

Por lo tanto es muy importante que el programa de control de roedores sea permanente. La capacidad reproductiva de roedores es tal que se puede llegar a poblaciones altas en períodos muy cortos. Cuando las poblaciones de roedores han llegado a niveles altos, es demasiado tarde montar un programa de control.

Los métodos para control de roedores se pueden clasificar en tres categorías generales que son: métodos físicos, biológicos y químicos.

Métodos físicos

Los métodos físicos del control de roedores son los que emplean técnicas mecánicas para matar roedores (ej. trampas, palos, machetes, etc.), o barreras para excluir los animales de ciertos lugares. Excavando las madrigueras, o cazando roedores con perros son métodos antiguos pero populares. Son populares porque casi no tienen costo directo por materiales, y los resultados son visibles de inmediato Pero los costos en términos de tiempo y mano de obra son altos y los resultados en términos de reducción de las poblaciones de roedores son virtualmente inconsecuentes. El uso de trampas puede ser útil para capturar roedores que causen daño en un área limitada, pero generalmente es muy costoso y laborioso para ser efectivo en grandes áreas (Figuras 17, 18) Además, la invasión desde áreas vecinas puede reducir la eficacia de estos esfuerzos.

Figura 17 El método de control físico más conocido es a base de trampas. Fay una gran variedad de trampas; unos ejemplos son las trampas de golpe o guillotina

Figura 17 El método de control físico más conocido es a base de trampas. Fay una gran variedad de trampas; unos ejemplos son las trampas-jaula

Figura 17 El método de control físico más conocido es a base de trampas. Fay una gran variedad de trampas; unos ejemplos son las trampas-jaula

Figura 17 El método de control físico más conocido es a base de trampas. Fay una gran variedad de trampas; unos ejemplos son las trampa de pegamento

Figura 17 El método de control físico más conocido es a base de trampas. Fay una gran variedad de trampas; unos ejemplos son las trampas-jaula

Figura 17 El método de control físico más conocido es a base de trampas. Fay una gran variedad de trampas; unos ejemplos son las trampas-jaula

Figura 17 El método de control físico más conocido es a base de trampas. Fay una gran variedad de trampas; unos ejemplos son las trampas de golpe o guillotina

Figura 18. EI uso de trampas constituye c una forma práctica de acabar con ratas y ratones especialmente en circunstancias donde cl uso de rodenticidas puede resultar peligroso. La colocación o posición de la trampa sobre el terreno de trampeo es decisiva para et éxito. Si se conocen las zonas o rutas de tránsito, éste es el mejor lugar para colocarlas; cl gatillo o palanca debe in en dirección a la pared o área de tránsito del roedor.

La prevención de la invasión es sumamente importante e incluye la utilización de diferentes materiales de construcción para impedir el paso de los roedores. Estos animales pueden introducirse por puertas, ventanas, orificios de entrada de tuberías y otras aberturas (Figura 19). Todas deben ser cerradas contra los roedores (Figura 20).

Figura 19. Los roedores pueden introducirse por una variedad de entradas a casas, graneros, bodegas u otras estructuras donde se almacenan granos básicos y otros productos; puertas ventanas, orificios de entrada de tuberías, túneles hechos por los mismos roedores son algunas de las vías más comunes. Aberturas tan pequeñas como de 1.25 cm sirven de entrada a ratas, en tanto que aberturas de 0.62 cm sirven de enttada a ratones.

Figura 20. La prevención de reinvasión es sumamente importante e incluye utilización de diferentes materiales de construcción para impedir el paso de los roedores. Todas las aberturas deben ser cerradas contra los roedores.

Métodos biológicos

El control biológico de roedores ha sido uno de los temas de mayor interés entre investigadores y otras personas interesadas en el control de daño de roedores. Los métodos biológicos más sugeridos como soluciones al problema incluyen: la introducción de predadores, enfermedades o parásitos, modificación del habitat, manipulación genética y variedades resistentes de cosechas. La mayoría de estas soluciones tienen fallas de teoría o de practicabilidad.

Por ejemplo, un hecho muy importante en el control de roedores es que cada medio ambiente puede mantener solamente cierto número de animales (Figura 21).

Figura 21. Cada medio ambiente puede mantener cierto número de animales. Cuando los factores limitantes de las poblaciones de roedores son favorables, el número de roedores puede aumentar dramáticamente. Estos animales son muy adaptables y oportunista; cuando las condiciones ambientales les favorecen, los resultados se pueden pronosticar fácilmente.

En ciertas condiciones, la reducción de la capacidad del medio ambiente puede ser muy efectiva en reducir ita población de roedores. En el caso de productos almacenados, buen saneamiento y limpieza de los graneros o bodegas es sumamente importante, tal vez más importante que cualquier otro método de control- (Figura 22).

Figura 22. Un hecho importante en el control de roedores es que cada medio ambiente puede mantener solamente cierto número de animales. En ciertas condiciones la reducción de la capacidad del medio ambiente puede ser muy efectiva en reducir la población de roedores. En el caso de productos almacenados, buen saneamiento y limpieza en los graneros o bodegas es sumamente importante, tal vez más importante que cualquier otro método de control.

La introducción de enfermedades, parásitos o predadores no son técnicas efectivas para control de roedores. Los roedores, animales domésticos y el hombre comparten muchas enfermedades, así que incluso la investigación de estos métodos es potencialmente peligrosa. Aun sin este problema, reducción de poblaciones de roedores a largo plazo, por medio de enfermedades u organismos parasíticos, seria imposible sin mecanismos para mantener cepas de alta patogénesis y retardar el desarrollo de resistencia a la enfermedad dentro de las poblaciones de roedores.

La introducción de predadores ha fallado como método para control de roedores y ha producido problemas adicionales en los lugares donde se ha probado. Predadores vertebrados dependen en una fuente de alimento abundante y estable y necesitan un habitat adecuado para sobrevivir. Uno de los efectos mayores de la agricultura y la urbanización ha sido reducir las áreas de habitat apropiadas para los animales predadores. Predadores introducidos pasan muy a menudo a convertirse en plagas serias, matando aves de corral, amenazando la supervivencia de otros tipos de animales silvestres, o llegan a ser fuentes de enfermedades, especialmente la rabia. La introducción de la mangosta (Herpestes auropunctatus) en Hawai y varias islas del Caribe y del saurio monitor (Varanus indicas) en varias islas del Océano Pacífico para el control de roedores ha sido fracaso notable.

Actualmente la manipulación genética y variedades resistentes de cosechas como técnicas para controlar daño de roedores son nada más que teorías académicas.

Métodos químicos

Después de muchas observaciones, se ha comprobado que el método más efectivo para el control de roedores es el uso de rodenticidas. Es conveniente caracterizar los toxicantes usados para control de roedores en dos categorías amplias: (a) los agudos o de acción rápida ejemplificada por el fosfuro de zinc; (b) los crónicos, que actúan lentamente después de varias dosis. Entre los venenos crónicos, o de acción lenta están los anticoagulantes como difacinona, warfarina y cumarina. Ambos tipos de rodenticidas, los agudos, as' como los crónicos tienen ciertas ventajas y desventajas. (Figuras 23 y 24).

Venenos agudos

Hasta los últimos años de la década de los 40, los tóxicos agudos eran los únicos rodenticidas disponibles (Tabla 2). Aun se usan mucho y son preferidos por muchas personas a pesar de ser relativamente poco eficaces. Los roedores que sucumben a tóxicos agudos lo hacen rápidamente, dentro de unas pocas horas de consumir una cantidad pequeña del cebo.

Mucha gente, al ver los roedores muertos poco después de aplicar pequeñas cantidades de cebo, con poca labor, piensa que este método es un control efectivo y barato. Sin embargo, el desarrollo rápido de síntomas de intoxicación muy a menudo hace que los roedores cesen de comer antes de ingerir una dosis letal.

Los animales que sobreviven tienen una aversión al tóxico o al cebo (conocida como "timidez del cebo"), que puede durar 3 a 4 meses y durante este período no comerán más del mismo cebo.

Los efectos de "timidez del cebo" pueden ser disminuidos por la técnica de of recer cebos sin tóxico durante unos días antes de usar cebo envenenado (precebar), pero aun con esta práctica es difícil obtener más de un 60 - 70% de control de poblaciones de roedores con tóxicos agudos.

La capacidad reproductiva de los roedores es tan alta que las poblaciones se recuperan rápidamente después de un programa de control no muy efectivo y por eso el tratamiento debe repetirse varias veces. De tal modo, el tratamiento que originalmente parecía barato, puede resultar con costos bien altos.

Además, los venenos agudos son casi igualmente tóxicos a una gran variedad de animales. Generalmente no hay un antídoto ni tiempo para usar tratamientos sintomáticos. Envenenamiento accidental de humanos, animales domésticos o animales silvestres benéficos, aumentan los costos de usar tóxicos agudos. Las ventajas percibidas y las verdaderas desventajas de los tóxicos agudos son resumidas en la Tabla 3. En general, los tóxicos agudos son fáciles de usar pero ineficaces.

Tabla 2. Rodenticidas agudos. Hasta los últimos años de la década de los 40 los tóxicos agudos eran los únicos rodenticidas disponibles. Actualmente la mayoría son poco usados por razones de ineficacia, problemas de aceptabilidad y peligro.

Nombre comúnNombres comercialesInorgánicosFosfuro de zincPhosvin; Zinc-ToxTrióxido de arsénicoSulfato de talioRatox; ZelioFósforo amarilloCarbonato de barioOrgánicosEscila roja (Urginea marítima)Dethdiet; RodineEstricnina (Strychnos nux-vom ica)Fluaroacetato de sodio1080; Frato 1; YasoknackGliftorAntaAnta; KrysidCrimidineCastrixPhosacetimGophacide; phorazetim; Bay 38819NorbormideShoxin; RaticateAlphachloraloseAlpha KilReserpinaCalcilerolRodine C; Sorexa CRPyriminilRH-78 7, Vacor, RatcorDDTZerdane, Anofex; Di Di Tan; . . .LindaneExagama; Inexit;EndrinEndrex, Hexadrin, Brornettal inTabla 3. Ventajas y desventajas de rodenticidas de una sola dosis y de acción rápida fagudos)

Ventajas PercibidasDesventajas VerdaderasPoco cebo necesarioTimídez de ceboPoco trabajoNecesidad de usar cebos sin venenoAcción rápida (ratas muertas visibles)Barato por kgNo selectividadCarece de antídotoCostos altos para obtener efectividadTóxicos crónicos

El descubrimiento de warfarina y la explotación de anticoagulantes como rodenticidas ha aumentado dramáticamente la eficacia y seguridad de programas de control de roedores (Tabla 4). La acción lenta de la warfarina y la existencia de un antídoto, ha eliminado los peligros de los venenos agudos y la necesidad de precebar porque el síntoma "timidez de cebo" no es producido. Después de este rodenticida, se desarrollaron muchos otros anticoagulantes, como cumaclor, cumarina, difacinona y otros.

Para obtener un control efectivo se necesita llevar a cabo aplicaciones múltiples de cebos y generalmente todos tienen una toxicidad y eficacia igual a la warfarina. Los anticoagulantes han llegado a ser el principal agente para el control de roedores en todo el mundo. Los rodenticidas anticoagulantes tienen más selectividad que los venenos agudos y la vitamina Ka es el antídoto. Por razón de su acción lenta (días o semanas en vez de horas), hay tiempo para administrar el antídoto en caso de envenenamientos accidentales.

Debido a que la acción anticoagulante de estos productos se prolonga por varios días, los roedores normalmente buscan refugio antes de morir. Por esta razón se encuentran pocos cadáveres. Mucha gente, sin saber, toma esto como índice de poca efectividad y piensan que estos rodenticidas dan resultados poco satisfactorios. Relativamente mayores cantidades de cebo y mano de obra, as' como también buena organización, son requisitos indispensables para tener éxito en el control de roedores con estos materiales. Estos requisitos son a veces inaceptables debido a que el control demora mucho tiempo y la mayoría de los roedores mueren en lugares inaccesibles y no son vistos. Por lo tanto, a muchas personas el uso de esta técnica parece de elevado costo comparada con los efectos obtenidos. Este es el caso especifico en situaciones donde, la coordinación es necesaria pero difícil de lograr y/o donde el costo de cebo y mano de obra sería parte significativa del costo total del programa.

La Tabla 5 es un resumen de las ventajas y desventajas percibidas de los rodenticidas de acción lenta que requieren dosis múltiples. Cabe notar que aun si están usados en forma apropiada y son muy eficientes, son algo poco prácticos.

En los últimos años se han desarrollado rodenticidas que of recen las ventajas tanto de los anticoagulantes de dosis múltiple como de los venenos agudos de dosis única. Las ventajas y desventajas de rodenticidas de una dosis y de acción lenta están resumidas en la Tabla 6.

Tabla 4. Rodenticidas crónicos. El descubrimiento y la explotación de anticoagulantes como rodenticidas ha aumentado dramiticamente la eficacia y seguridad de programas de control de roedores. Los rodenticidas crónicos han llegado a ser el principal agente para el control de roedores en todo el mundo.

Nombre comúnNombres comercialesCoumarinsDicoumarinaDicumarel; MelitoxinWarfarinaCoumafene; Kypfarin; Ratox; RAX; Rodex;Tox-HildCoumafurilFumarina; Tomarin; R,atafin; Fumasol; Lurat. . .Cou machlorRutilan; TomorinCoumatetralylEndox; Ratex; Endrocid; Rat bate; Racumin. DifenacoumRatak; NeosorexBrodifacoumTalon; Volak; KleratBromadialoneBromono; Ratimus; MakiIndandionesPindonePivaí; Chemrat; Pivaíyn; Pivacin; Tri-banDjfacinaneDiphacin; Promar; Ramik; Meal BaltCiorofacinoneRozol; Afnor; Ratomet; Microzul.Tabla 5. Ventejas y desventajas de rodenticidas de dosis múltiples y acción lenta (acu mu lativos)

Ventajas VerdaderasDesventejes PercibidasAación lentaAcción lentaSelectividadMucho trabajoAntidoto disponibleMucho ceboAlta eficaciaCostos altos para efectividadResultados invisibles y lentosTabla 6. Ventajas y desventajas de rodenticidas de una dosis y de acción lenta.

Ventejes verdaderasDesventajas PercibidasPoco ceboIngrediente activo relativamente más caro*Poco trabajoNo timidez de ceboAlta eficaciaSelectividadAntídotoFácil manejoAmplio margen de errorBarato por efectoPráctico y eficiente* Aunque el cebo puede ser más caro por kg que otros cebos, el costo por resultados logrados es generalmente más bajo.

Uso de rodenticidas

Los productos químicos venenosos. son útiles para combatir infestaciones de roedores aunque todavía no se ha producido un rodenticida universalmente eficaz, que cumpla con todos los requisitos en todas las circunstancias. De los numerosos materiales que hoy se encuentran en el mercado, la mayoría tienen una u otra falla.

Los requisitos de seguridad para la protección de seres humanos, ganado, aves de corral, animales domésticos, etc., determinan la selección de los métodos de envenenamiento para control de roedores. Por razones discutidas anteriormente los únicos rodenticidas que pueden recomendarse son los venenos crónicos. De todas maneras, son venenos; ningún rodenticida conocido es completamente seguro en su uso. Aunque los rodenticidas crónicos son considerados menos peligrosos para los seres humanos y para los animales domésticos, pueden, bajo ciertas condiciones, causar la muerte. Los cebos deben colocarse en lugares de fácil acceso para las ratas y ratones, pero que no lo sean para niños ni otros animales. Los cebos deben estar al alcance de todos los roedores durante suficiente tiempo hasta que se logre el exterminio de la población. Los recipientes de cebo se deben inspeccionar con tanta frecuencia como sea necesaria para mantener un suministro adecuado de cebo fresco y aceptable. Se debe colocar estratégicamente un número adecuado de recipientes de cebo. En ciertos lugares donde no se dispone fácilmente de agua puede ser conveniente utilizar cebos líquidos (Figura 25).

Recuerde que cualquier tipo de veneno es peligroso y por lo tanto se debe manejar con cuidado. Siga las instrucciones de los fabricantes.

Este folleto no pretende presentar información de forma muy técnica sobre la efectividad de diferentes compuestos químicos u otros métodos de control de roedores. Son demasiado numerosos y los que son apropiados en un lugar no son apropiados en otros lugares u otras condiciones. Tomando en cuenta la gran diversidad de condiciones ecológicas y ambientales en América Latina balo las cuales se presenta problemas de roedores como plagas de productos almacenados, es obvio que ningún programa, o técnica de control puede garantizar éxito total en todos los casos. El uso de uno u otro método o producto depende de las condiciones existentes en cada situación.

Figura 25. Los rodenticidas deben colocarse en lugares de fácil acceso para las ratas y ratones pero que no lo sean para niños ni animales mayores. Se debe colocar estratégicamente un número adecuado de recipientes de cebo y el cebo debe estar al alcance de los roedores durante un período suficiente hasta que se logre el exterminio de la población. En ciertos lugares, donde no se dispone fácilmente de agua, puede ser conveniente utilizar cebos líquidos.

  • Recuerde siempre que cualquier producto tóxico debe estar fuera del alcance de niños y/o personas irresponsables,
  • Siga cuidadosamente las instrucciones detalladas en las etiquetas de esos productos.
  • No fume ni coma mientras esté trabajando con venenos; lávese con agua y jabón después de manejarlos.
  • Queme las bolsas o empaques que hayan contenido venenos o rodenticidas.
  • Entierre profundamente los roedores muertos a causa de venenos, evitando que sean consumidos por otros animales.

Figura 26. El hecho de que cada medio ambiente puede mantener cierto número de animales está bien ilustrado aquí. Una población de roedores fue envenenada repetidamente durante varios años pero la población siempre podía recuperarse. Cuando un programa de saneamiento modificó la capacidad del medio ambiente para soportar números mayores de roedores, la población disminuyó y se mantuvo baja. El buen saneamiento y limpieza en los graneros o bodegas es sumamente importante; cuando el refugio, comida y otras "necesidades de la vida" cambian y así se alteran las condiciones del medio ambiente se presenta un cambio proporcional en la población.

El único denominador común en la lucha contra roedores en productos ablmacenados es la necesidad de sanidad ambiental. Cada ambiente puede mantener cierto número de animales. Como se muestra claramente en el gráfico de la Figura 26, el uso de veneno solamente no es suficiente para controlar una población de ratas. Mientras las condiciones ambientales son favorables, la población de roedores puede recuperarse. Solamente cuando se modifica la capacidad del medio ambiente por medio de un programa intensivo de saneamiento, de nivel de la población disminuye y se mantiene bajo. En el caso de productos almacenados, buen saneamiento y limpieza en los graneros o bodegas es sumamente importante, tal ve/ más importante que cualquier otro metodo de control (Figura 27).

 

Indice - Precedente - Siguiente

5. En resúmen

Indice - Precedente - Siguiente

Los roedores (principalmente ratas y ratones) han sido un flagelo para el hombre durante la historia. Son animales altamente prolíficos y muy adaptables. Son causantes de una variedad de problemas; transmiten muchas enfermedades que pueden afectar al hombre y sus animales domésticos; causan daños a equipos, sistemas de riego, edificios, cables eléctricos, aves de corral y más; causan pérdidas que disminuyen la cantidad de alimento disponible para el hombre. No hay duda de que los raedores son los animales que ocasionan más dono en los casos de pérdidas postcosecha.

Tomando en cuenta la diversidad de condiciones ecológicas bajo las cuales se presentan estos problemas, así como las diferencias entre especies involucradas, ningún programa o técnica de control puede garantizar un éxito total para todos los casos. Esto comprueba la necesidad de un programa de investigación científica para desarrollar técnicas sensitivas y seguras para medir y calcular pérdidas y para encontrar métodos de control más prácticos, efectivos y económicos.

Pero, por el momento, una aplicación de modo sistémico, bien planeada y llevada a cabo con herramientas ya disponibles, es el primer paso a la solución del problema de pérdidas postcosecha causadas por roedores.